Cómo revisar su sistema de frenos

¿Está seguro de que su vehículo está equipado con un sistema de frenado seguro y eficiente? En este artículo, le mostraremos cómo revisar su sistema de frenos para garantizar su seguridad en la carretera. No ponga en riesgo su vida ni la de los demás, aprenda cómo verificar y mantener sus frenos en óptimas condiciones.

El sistema de frenos de su automóvil es una de las partes más importantes de su automóvil y significa la diferencia entre llegar a salvo a su destino o tener un accidente. Cuando se enciende la luz de verificación del sistema de frenos, es un indicador para verificar este sistema esencial, pero ¿cómo haces para hacerlo?

Cuando la luz de verificación del sistema de frenos se enciende en su tablero, lo primero que debe verificar son las pastillas de freno, asegurándose de que se muevan correctamente y reemplazándolas si están desgastadas. Lubricar las piezas y verificar el desgaste, los daños y las fugas son todos los controles que debe realizar antes de visitar a un mecánico.

En este artículo, entraremos en detalles sobre la importancia de revisar su sistema de frenos, cómo solucionar los problemas de las señales de advertencia del sistema de frenos y qué inspeccionar en caso de una advertencia del sistema de frenos. Continúa leyendo para aprender más.

¿Qué significa el sistema de verificación de frenos?

El mensaje de advertencia «verificar sistema de frenos» significa que la computadora de su vehículo ha detectado un problema con el sistema de frenos. Este mensaje de advertencia no especifica el problema ni cómo ocurrió, lo que otorga al conductor la responsabilidad de inspeccionar e identificar la causa del mensaje.

Sin embargo, hay un par de problemas comúnmente asociados con el mensaje de verificación del sistema de frenos, como pastillas de freno desgastadas, niveles bajos de líquido de frenos y sensores defectuosos.

Debe tratar el indicador de verificación del sistema de frenos como un problema de alta prioridad, ya que los sistemas de frenos defectuosos son una de las principales causas de accidentes automovilísticos en la carretera.

¿Qué causa que la luz de freno en el tablero permanezca encendida?

Los problemas con varias partes y áreas del vehículo que están involucradas en el sistema de frenos harán que la luz de freno en el tablero permanezca encendida. Estas son las causas más comunes:

1. Pastillas de freno desgastadas

Las pastillas de freno son las partes de los frenos de disco que están compuestas por placas de respaldo de acero con un material que produce fricción. Esta fricción permite que su automóvil se detenga y también es una de las primeras cosas que muestra signos de desgaste a medida que conduce.

Aunque dependería de varios factores, como la frecuencia de conducción y frenado, una buena regla general es revisar las pastillas de freno cada 30 000 km. Si sus pastillas de freno tienen un grosor de alrededor de 4-5 mm, deberá considerar reemplazarlas pronto, mientras que cualquier cosa de menos de 3 mm de grosor requiere un reemplazo inmediato.

2. Globos de freno quemados

Si bien puede no parecer demasiado peligroso que una o más de las bombillas de los frenos se quemen, indirectamente lo pone a usted y a otros en peligro, ya que otros conductores no sabrán cuándo está frenando y no podrán ajustar su velocidad en consecuencia.

Esta es la parte más fácil de revisar del sistema de frenos y no tomará mucho tiempo ni esfuerzo reemplazarla, y es algo que usted mismo puede hacer fácilmente. Si usa un vehículo más antiguo, puede reemplazarlos con luces LED para que duren mucho más.

3. Sensores defectuosos

Un síntoma común de los sensores de freno defectuosos es cuando nota que el vehículo tarda mucho más en detenerse cuando frena con fuerza. Podría significar que la calibración del sensor de velocidad de la rueda del sistema de frenos antibloqueo (ABS) está desactivada y ya no ayuda a que el vehículo se detenga por completo a tiempo. Si sospecha que este es el caso, debe consultar el manual del propietario y visitar a su mecánico para repararlo o reemplazarlo lo antes posible.

4. Niveles bajos de líquido de frenos

El líquido de frenos es un tipo de líquido hidráulico que transfiere la fuerza a la presión, deteniendo efectivamente un vehículo cuando se presionan los frenos. Cuando los niveles de líquido de frenos son demasiado bajos, el aire llenará los espacios en la línea de freno y causará frenos.

Al igual que el motor, el líquido de frenos en los sistemas de frenos modernos tendrá que someterse a lavados y reposiciones de rutina. En promedio, los líquidos de frenos deben cambiarse cada dos años o según lo recomiende el fabricante o su mecánico.

5. Problemas con la hidráulica

Hidráulica se refiere a una gran parte del sistema de frenos, incluidas las pastillas de freno y los líquidos. Sin embargo, hay muchas más cosas que pueden salir mal con el sistema hidráulico de su vehículo.

Uno de los problemas más comunes con el sistema hidráulico es la corrosión: daña las superficies de sellado de los cilindros y provoca fugas. Un cilindro de rueda con fugas permitirá que entre aire en el sistema siempre que se suelten los frenos. La naturaleza comprimible del aire dará como resultado un pedal de freno «esponjoso», lo que requerirá que se purgue la línea del freno.

6. El freno de mano está aplicado

Aunque no es realmente un problema, un freno de mano aplicado también puede activar un mensaje de verificación del sistema de frenos. En la mayoría de los automóviles modernos, se distinguirá como un mensaje que dice «Freno de estacionamiento aplicado». Sin embargo, los vehículos más antiguos no especifican y solo mostrarán el mensaje habitual.

Siempre revise su freno de mano antes de moverse, ya que conducir con el freno de mano puesto desgastará los frenos traseros mucho más rápido de lo normal y eventualmente podría provocar una falla total del sistema de frenos.

7. Hay un problema con la batería

No mucha gente sabe que una batería de bajo voltaje podría causar que aparezca el mensaje de verificación del sistema de frenos en su automóvil. Esto se debe a que una batería con poca carga causará problemas con las luces de freno, entre otros sistemas eléctricos internos. El vehículo necesita un suministro de voltaje suficiente para mantener todos los sistemas en buen estado de funcionamiento.

Puede verificar esto al ver si alguna de las luces del vehículo parpadea cuando está en ralentí o es menos brillante que cuando se acelera el acelerador. Muchas baterías de automóviles modernas también tendrán un indicador visual en la batería misma, lo que lo ayudará a determinar si necesita ser reemplazada en el corto plazo.

Comprobaciones a realizar cuando vea el error Comprobar sistema de frenos

A continuación se enumeran algunas de las comprobaciones esenciales que debe realizar si alguna vez encuentra el error o el mensaje «Comprobar el sistema de frenos» en el tablero de su vehículo:

1. Inspeccione los neumáticos

Hay muchas cosas que verificar al inspeccionar los neumáticos, principalmente la profundidad del dibujo, la presión de los neumáticos y su estado y edad.

Estos son los pasos para comprobar la profundidad de la banda de rodadura mediante la ‘Prueba de monedas’:

  1. Coloque una moneda de 20 céntimos en la banda de rodadura de su neumático.
  2. Si la banda de rodadura no alcanza el pico del ornitorrinco, a sus llantas solo les quedan menos de 3 mm de banda de rodadura, que está por debajo del nivel seguro y prescrito, y tendría que ser reemplazada.
  3. También debes revisar la presión de tus llantas. Los vehículos modernos tienen opciones para mostrar la presión de los neumáticos desde el tablero; debe ver si todos los neumáticos tienen los mismos niveles de presión.

Si su vehículo no tiene sensores de presión de neumáticos, esto es lo que puede hacer:

  1. Use un medidor de presión de neumáticos para asegurarse de que estén correctamente inflados.
  2. Quite la tapa del vástago de la válvula y presione firmemente la cabeza del manómetro contra el vástago de la válvula. Si hace esto correctamente, el sonido de «silbido» debería detenerse.
  3. Retire el manómetro y lea la presión. Compáralo con la presión recomendada para tu vehículo (que se encuentra en el manual del propietario).

2. Verifique el líquido de frenos

Para verificar el líquido de frenos de su vehículo, primero debe ubicar el depósito del cilindro maestro del freno, que generalmente está montado sobre o cerca del cortafuegos en la parte trasera del compartimiento del motor. Esto lo coloca casi directamente sobre el pedal del freno montado en el otro lado del mamparo. La ubicación siempre variará entre diferentes vehículos, así que consulta el manual del propietario si es necesario. Los vehículos modernos tendrán un depósito transparente con una línea completa que le mostrará cuánto llenar el depósito.

Para vehículos más antiguos (por lo general, de la década de 1980 y más antiguos), el depósito de metal se sujetará con una abrazadera con resorte y deberá abrirse hacia un lado y luego levantarse por la parte superior para permitir la inspección del líquido de frenos. Si el nivel del líquido de frenos es bajo, agregue más hasta que llegue a la línea «lleno». Si no está seguro, puede consultar el manual del propietario o visitar a un mecánico.

3. Pruebe la suspensión

No hay una sola forma de probar la suspensión de su vehículo; hay varios. Una forma es inspeccionar visualmente los soportes de los puntales:

  1. Abra el capó de su vehículo y mire los puntales en ambos lados.
  2. Verifique si hay signos de corrosión u óxido en los sujetadores que se pasan.
  3. Compruebe si hay sujetadores sueltos o dañados.

Otra forma de verificar la suspensión es midiendo la altura de las ruedas delanteras de su vehículo. Puede hacer esto simplemente usando una cinta métrica para verificar la longitud del espacio vacío desde la parte superior de la llanta hasta la parte inferior del guardabarros tanto para el lado del conductor como para el del pasajero. Cualquier diferencia de altura no debe ser superior a 2,5 cm.

Por último, también puede probar la suspensión comprobando los extremos de la barra de dirección. Puedes hacerlo siguiendo estos pasos:

  1. Ubique la caja de dirección asistida y siga los brazos que van hacia las ruedas. Si tiene dificultades para encontrarlo, consulte el manual del propietario.
  2. El tirante es un componente de la suspensión que actúa como punto de conexión entre la caja de dirección y las ruedas. Si alguno de los bujes está desgastado o dañado, será necesario reemplazarlo.

4. Busque grietas, desgaste o daños

Un método más amplio para solucionar la causa del error del sistema de verificación de frenos es inspeccionar su vehículo y buscar cualquier signo de grietas, desgaste excesivo o daño.

Aunque puede que no sea tan específico como los métodos anteriores, le dará una idea general del estado de su automóvil y sus sistemas y le permitirá diagnosticar problemas más allá del sistema de frenos. Esto se hace mejor con la guía de un mecánico para que se pueda realizar un diagnóstico y una reparación adecuados.

5. Reemplace las pastillas de freno

Como se mencionó anteriormente, las pastillas de freno inevitablemente se desgastarán con el tiempo debido al uso.

A continuación se muestran los pasos sobre cómo reemplazar las pastillas de freno:

  1. Primero, retire parte del líquido de frenos del cilindro maestro para permitir que el líquido regrese al depósito una vez que se instalen las nuevas pastillas de freno. Puedes hacer esto usando un sifón.
  2. Levante el vehículo con un gato de carretilla de alta capacidad. Coloque los soportes del gato debajo de los puntos de soporte del gato del chasis y retire el conjunto de ruedas. Consulte el manual del propietario para conocer los puntos correctos para el gato y colocar soportes si tiene dudas o no está seguro.
  3. Inspeccione el conjunto del freno. Compruebe si hay signos de fugas de grasa alrededor de la pinza y el rotor, y si hay signos de grietas o daños en el rotor. Verifique las líneas de freno para detectar cualquier signo de fuga o deterioro en las mangueras. Cualquier pieza dañada que se encuentre aquí también deberá ser reemplazada.
  4. Retire las pastillas de freno aflojando los pernos de la pinza en la parte superior e inferior de la pinza.
  5. Revise los pernos, las guías y las fundas de goma para detectar signos de desgaste o daños. Si la pinza es del tipo deslizante, asegúrese de que pueda deslizarse libremente sobre las guías.
  6. Para colocar pastillas nuevas, tendrá que retraer el pistón de la pinza en su alojamiento; puede hacerlo colocando un bloque de madera y una abrazadera ‘C’ o ‘G’ sobre el pistón.
  7. Una vez que esté seguro de que tiene el tipo correcto de pastillas de freno, instálelas en la pinza deslizando el conjunto de la pinza de nuevo a su posición y alineando los pasadores de montaje o ubicación.
  8. Instale los estanques o pernos y asegúrelos en su lugar.
  9. Use el procedimiento correcto y “purgue” los frenos (quite el aire) y vuelva a colocar las ruedas.

6. Pruebe el vehículo

Una forma más sencilla de diagnosticar el vehículo es probándolo. Esto es especialmente efectivo si conoce los entresijos de su vehículo y puede identificar fácilmente lo que está mal simplemente sintiendo la experiencia de conducción. Puede hacer esto para reducir su lista de problemas sospechosos en el vehículo para una inspección más cercana y profunda más adelante.

Recuerde hacer esto en un ambiente controlado, como dentro de su vecindario o en un estacionamiento vacío, para asegurarse de no causar un accidente si algo sale mal.

7. Visita a un mecánico

Una manera rápida y fácil es visitar a un mecánico para que revise su vehículo en busca de cualquier problema que pueda causar el error de verificación del sistema de frenos. Un mecánico profesional sabrá dónde buscar y qué buscar, eliminando cualquier posibilidad de error del usuario.

Recuerda que incluso con algo de experiencia en autos, llevar tu auto a un mecánico matriculado siempre será la mejor opción. No solo tendrán la experiencia necesaria para manejar cualquier problema que tenga su automóvil, sino que también tendrán las mejores herramientas y equipos necesarios para solucionar el problema.

8. Lubrique los componentes del freno

Dado que el sistema de frenos involucra muchas piezas móviles, debe mantenerse lubricado en un grado razonable. Puede hacerlo aplicando el lubricante adecuado en las correderas de la pinza de freno para permitir que la pastilla se deslice libremente. Al volver a montar, también puede aplicar lubricante entre la placa trasera, los dedos de la pinza y el perno de la pinza.

9. Asegúrese de que el pedal del freno se mueva suavemente

El pedal del freno es la parte que presiona con el pie que activa el sistema de frenos del vehículo. Si esta parte se atasca o se vuelve demasiado difícil de empujar hacia abajo, requiere atención inmediata. Si su pedal de freno está fallando, llame a un mecánico para diagnosticar el problema. Si es posible, absténgase de conducir el vehículo hasta que se resuelva el problema.

¿Con qué frecuencia se debe cambiar el líquido de frenos?

La regla general es que el líquido de frenos debe reemplazarse cada dos años, según la marca y el modelo de su vehículo. Sin embargo, se recomienda que los líquidos de frenos se revisen de forma rutinaria cada seis meses para evitar problemas o para diagnosticar problemas en desarrollo desde el principio.

¿Es seguro conducir cuando se enciende la luz de advertencia del freno?

No, no es seguro conducir su vehículo si la luz de advertencia del freno está encendida porque indica un problema grave con el sistema de frenos y se debe dar la máxima urgencia. Conducir un vehículo con la luz de advertencia de freno encendida solo pondrá en peligro al conductor, a sus pasajeros y a otras personas en el camino.

La forma ideal de lidiar con esta situación es hacer que un mecánico profesional inspeccione el vehículo y repare los problemas lo antes posible.

¿Qué debo hacer si tengo una advertencia de freno pero no puedo conducir hasta un mecánico?

Si no puede conducir hasta un mecánico y la luz de advertencia del freno está encendida, llame a un mecánico móvil para que revise su vehículo desde su casa o donde esté estacionado su vehículo. Esto es ideal si tiene asistencia en la carretera, ya que podrán comunicarse con usted en la mayoría de los lugares de Australia.

Los costes adicionales de la asistencia en carretera no son nada en comparación con la seguridad garantizada para usted, sus pasajeros y otras personas en la carretera.

preguntas relacionadas

¿Cuánto durarán las pastillas de freno después de que se encienda la luz de advertencia?

Las pastillas de freno, en promedio, durarán alrededor de 1600 km después de que se encienda la luz de advertencia, dependiendo del problema con su sistema de frenos. Para aprovechar los 1.600 km de tus frenos, deberás frenar de manera eficiente en la carretera, frenando con suficiente tiempo, sin cargas pesadas o en terrenos irregulares.

Por supuesto, si la luz de advertencia de los frenos está encendida, lo mejor es visitar a un mecánico lo antes posible, ya que no hay forma de saber exactamente cuánto durarán las pastillas de freno después de que aparezca la luz de advertencia en el tablero.

¿Qué causa la falla del sistema de frenos?

Existen múltiples causas para una falla del sistema de frenos, que van desde problemas en el sistema hidráulico, los componentes de frenado y los líquidos de frenos. Sin embargo, la causa más común de falla es una fuga dentro de las líneas de freno.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link